¡El avión, el avión, el avión!

Ahora que Jorge Hidalgo le va a disputar a Rodolfo Villalobos la presidencia de la Federación de Fútbol, de inmediato se me vino a la mente aquella liviana serie de televisión la “Isla de la Fantasía”.

¿Por qué?

Por el avión.

Quién no recuerda al pequeño Tatoo, a grito pelado, avisándole al personal de la isla que ya atisbaba al avión repleto de mediáticos personajes, que serían atendidos como estrellas por el anfitrión Sr. Roarke (Ricardo Montalbán).

“El avión, el avión, el avión”, gritaba Tattoo.

Así es amigos…El avión…

¿Y qué tiene que ver este aparato con las elecciones en la Federación de Fútbol?.

Pues simple y llanamente que es el objeto más preciado por los electores, para negociar su voto.

Ofrézcale usted a un asambleísta tico un viaje a Managua, y le vende el alma al diablo. Ahora, imagínese a Qatar.

Cuenta la leyenda que no hace muchos años, más bien, pocos años, el vicepresidente de la “Casa de los Sustos” se oponía a todos los proyectos del presidente. Estaban en bandos opuestos y de todo opinaban diferente.

¿Cómo solucionó el presidente sus problemas con el vicepresidente?.

Lo nombró jefe de la delegación al mundial de fútbol y se terminaron los problemas: ¿Corea y Japón 2002, Alemania 2006, Brasil 14; Rusia 18?.

Poco importa el torneo; lo curioso fue ver al vicepresidente, aliado a su superior, tras conocer su nombramiento.

Y esto es lo que se cocina en los días previos a la elección del presidente de la Federación Costarricense de Fútbol, una de las tetas más apreciadas y apetecidas por los dirigentes, pues les pone en bandeja el mundo entero sin gasto alguno. Todo lo contrario, les pagan por viajar de gratis.

Entonces, empezó la fiesta.

Rodolfo Villalobos no quiere soltarla y Jorge Hidalgo quiere quitársela y es aquí donde entra con todo su poder…el avión.

La elección es el 23 de agosto, votan 32 asambleístas y para ganar se ocupan 17 votos.

En Costa Rica, la forma más fácil de obtenerlos es gracias al avión; los candidatos ofrecen y reparten boletos de avión y por eso, para cada Mundial salen del Juan Santamaría tres aviones: uno con la Selección Nacional; otro con los aficionados, que casi nunca llega a tiempo y otro, repleto de asambleístas, miembros de todas las comisiones habidas y por haber, otras ligas que nada tienen que ver con el fútbol, pero que con sus votos eligieron o reeligieron al propietario de la teta.

Vote ahora y viaje después.

Gaetano Pandolfo Rímolo

Gaetano Pandolfo Rímolo

Periodista deportivo. A lo largo de sus 48 años de experiencia se ha ganado el respeto de todos gracias a sus polémicos pero acertados criterios.
Gaetano Pandolfo Rímolo

Latest posts by Gaetano Pandolfo Rímolo (see all)




Comentarios (FB)
Compartir

1 respuesta

  1. Milton dice:

    Tano tus notas han perdido aquel tesoro que tenían antes, ahora parecen chismes de viejas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *