El fracaso de los intocables

El fútbol no tiene lógica fija, pero sus resultados casi siempre son producto del trabajo y, sobre todo, de la disciplina que se imponga en los distintos niveles de la pirámide de mandos. El balompié es una batalla que se libra alrededor de un balón más allá de los 90 minutos.

Cuando un superior de dicha pirámide manda una orden, eso no significa “hágame el favor”. Simplemente da instrucciones con fuerza en el campo de entrenamiento, para que cuando llegue la batalla sus dirigidos no flaqueen ni pongan excusas. El que quiere y puede ingresar al grupo lo hace. Sino, se queda en casa.

El fútbol, por tanto, también es de momentos, por eso me le voy a meter al tren,  diciendo que Keylor Navas está entre los mejores del mundo, pero confunde el rol de mando de un técnico como Jorge Luis Pinto -a quien conocí- con irrespetarlos como jugadores. El colombiano tiene carácter fortísimo en sus entrenamientos, donde todos sus dirigidos son iguales por pintados que sean. Pero fuera del mando es una persona con quien usted habla horas de política, toros, arte, idiomas. Y eso no me lo contaron.

Otra cosa es que el costarricense crea que porque tenemos una justificación lógica ya encontramos la verdad y todos debemos pensar igual a éste o aquel intocable. No voy con este tipo de periodismo. Tengo claro que todo  razonamiento lógico nos ayuda a aclarar cosas, pero con la misma facilidad, nos las oculta.

Si digo, por ejemplo, que todos los hombres son mortales y Gaetano Pandolfo es hombre,  por lo tanto es mortal. Este silogismo no es universal,  porque excluye  mujeres y niños. El silogismo universal es “todos los seres vivientes son mortales, Tano es un ser viviente, por lo tanto mortal”.

Cuando Erick Lonnis, en un artículo publicado recientemente nos dice que  perdimos el fogueo ante Bélgica simplemente porque los europeos son mejores, el postulado es lógico, pero no quiere decir que sea verdadero, pues no explica la categoría  “mejores” . Solo busca justificar la pérdida.

Es similar a la afirmación hecha por el colega de Teletica Deportes, Mario Segura, cuando destacó “la continuidad”  del técnico al frente de la selección sueca. El silogismo del “trabajo continuo” pareciera válido, pero no considera los resultados.

Don Oscar Ramírez tuvo “trabajo continuo” con la selección desde 2015. Tuvo toda clase de fogueos, ciento de horas de entrenamientos, micro ciclos,  los partidos que solicitó, llamó a los jugadores que creyó convenientes… Pero ya fuera de una clasificación a segunda ronda  trata de convencernos diciéndonos que la diferencia con respecto a Brasil 2014 fueron los goles. Uno entiende la intención.

El esfuerzo por tapar  el fracaso en el Mundial de Rusia  llevó a jugadores y algunos colegas a razonamientos falsos, cuando en realidad lo que urge es  una autocrítica profunda, empezar ayer con la preparación del seleccionado para 2022, gestionar un entrenador con don de mando – aunque no estemos acostumbrados a ello- y que la Federación, los dirigentes de clubes y la prensa den a los pobres aficionados una explicación sincera.

Mientras sigamos ocultando nuestros yerros con argumentos  como que “ahora los rivales nos estudian”, ”el tico siempre anda buscando como serruchar el piso”, “son opiniones que tiene la gente, que opine la gente lo que quiera”…, buscan solamente ocultar el fracaso de unos seleccionados, muchos de los cuales se creían  intocables (porque algunos colegas los consideraron Dioses) y este Mundial, tardíamente, como suele suceder para mejorar, los devolvió al planeta Tierra.

El aficionado, no digamos el suscrito, vio a un Borge que va de salida, un Ruiz jugando por momentos, un Bolaños a quien sus días en el seleccionado llegaron a su final, un Venegas que sigo preguntándome qué hacía en el grupo, un Colindres para quien ésta no fue su selección, un Calvo fajado, con  enormes deficiencias ofensivas, una línea defensiva gelatinosa, una media cancha de espanto, etc, etc.

Por lo tanto, comparar esta selección con 2014 no viene al caso, a  juzgar por su rendimiento en el parado táctico, el desempeño de sus figuras y el lugar alcanzado. ¡En otro comentario se los dije!

No seamos soberbios. Solo cuando reconocemos nuestros errores, avanzamos.

Rafael Angel Ugalde

Rafael Angel Ugalde

Abogado y notario. Fue periodista deportivo del Semanario Universidad.
Rafael Angel Ugalde

Ultimos artículos de Rafael Angel Ugalde (ver todos)




Comentarios (FB)
Compartir

4 Respuestas

  1. Jose rafael marin dice:

    Estimado Señor Pandolfo, esto que paso en Rusia era predecible desde hace mucho tiempo los continuos fracasos de la seleccion datan desde la UNCAF, la escogencia de un entrenador de tan bajo perfil para la tarea que tenía por delante no se podía esperar otro resultado que el hoy obtenido, pero todos conocían al Sr. Ramírez, ahora hsblan cuando debieron hacerlo hace mucho tiempo y el más culpable es el Presidente de la Federación que nombró no aun entrenador sino a un amigo y la Comisión de selecciones qvue se quedó callada y la mayoría de la prensa deportiva que también callo.

  2. Guillermo Miranda C dice:

    Es tan fácil criticar desde una computadora.
    No soporto ese tipo de gente.
    Fracasó Alemania, el campeón, la potencia, el que gasta millones de euros, igual fracasó Italia, Holanda que no llegaron a la Copa del Mundo.
    Ahora lo que se da es una novela que podría titularse ” Del amor..al odio”; esos mismos muchachos que nos dieron la enorme alegría en Brasil 2014, los que la prensa los elevó casi a “galácticos” a super héroes, no pueden perder, este tipo de comentarios denotan que los periodistas cayeron en el juego de sus colegas Mexicanos, que se creen los mejores del mundo. No señores, lo que pasó fue que el entrenador del 2014 encontró prácticamente un equipo armado que venía desde las eliminatorias del 2010, una generación de jugadores como nunca se había dado en Costa Rica; díganme ustedes qué disciplina les iba a imponer a los muchachos que jugaban en Europa, si todos sabemos que para jugar allá, aparte de categoría hay que tener una enorme disciplina, cito solo un ejemplo: Froilán Ledezma, porqué no jugó ni un minuto, ya el periodismo lo sabe; entonces por favor no vengan con el cuento de Pinto, quien podrá ser muy ilustrado, pero lo que tuvo fue la suerte de encontrar ese fabuloso grupo de futbolistas, y el tiempo lo ha confirmado: no pudo clasificar a Honduras, ningún equipo de renombre internacional lo ha contratado, dejemos de soñar con este señor que tan mal ha hablado de nuestros jugadores, no vamos a seguir viviendo del recuerdo, tal como lo hacen los periodistas cada vez que Costa Rica va al estadio Azteca y hablan del ” Aztecazo”, ya eso, como dicen en México es un RIDÍCULO. En cuanto a meterse con Keylor Navas, me parece una falta de respeto, primero porque no fue él quien quitó a Pinto, lo que fue es que tuvo el valor de decir las verdades de la prepotencia de ese señor, y en segundo lugar Keylor es nuestra máxima figura deportiva de la historia, nunca ningún deportista( no sólo futbolistas) ha logrado los triunfos de Navas, él merece todo nuestro respeto.

  3. Ricardo Valverde dice:

    Jejejeje. ¿Ahora resulta que la generación que entrenó Pinto “era excepcional”, “se la dieron armada” y tenía “disciplina europea”? Pues bien, esa “generación excepcional” con “disciplina europea” hizo el ridículo bajo las órdenes de Kenton para las eliminatorias a Sudáfrica 2010. No fue necesario ir al mundial a recibir goleadas vergonzosas. A manos de Honduras y México se recibieron aquí en la hexagonal. Ese “equipo armado” con “disciplina europea”, carecía de calidad para competir con las mejores selecciones, y no tenía referentes de calidad (palabras de Lavolpe, que también se fue después del ridículo en copa oro y copa américa). Navas era banca en el Levante (Munúa era el titular por años), Bryan Ruiz era un estorbo en el Fullham donde ni en la gradería estaba. Sus técnicos buscaban “transferirlo”. Campbell andaba deambulando de equipo en equipo. ¿Y el “humillante” era el único técnico que en la selección les dio la titularidad y hasta la capitanía? ¿Quien fue el que le dio identidad a esa selección fracasada? A rendirse a la evidencia: el insoportable, el innombrable de Pinto, nadie más. Ahora esas divitas “con disciplina europea” que juegan en clubes mejores después de cotizarse en Brasil 2014, rinden peor y no son capaces de aguantarle ni el calentamiento a las selecciones profesionales: 4-1 con Bélgica, 2-0 con Inglaterra, 2-0 con Brasil, 0-1 con Serbia (de lo peorcito de la UEFA), con España 5-0. Esa “disciplina europea” que los mitómanos dicen que “los seleccionados tienen”, quedó en pañitos menores en este “proceso” donde Costa Rica terminó siendo de las selecciones más paupérrimas del mundial, con “jugadores profesionales” sin ritmo, lesionados, que llegaron a “recuperarse” en el seleccionado. Ridículo en copa oro 2015, ridículo en copa américa centenario 2017 y ridículo en Rusia 2018 de los “disciplinados bajo el rigor deportivo europeo”. De risa las excusas, patéticas. Fue bajo la dirección técnica del “innombrable” que Costa Rica ganó cierto respetillo para que selecciones clase A se foguearan con Costa Rica. Ahora, es la feliz Costa Pobre, un hazmerreír con el que nadie serio se foguearía para no bajarse su propio nivel. La dirección técnica hace la diferencia, y se la dieron a un advenedizo incompetente en el cargo. Hasta un miope con cataratas lo ve. Pero “échenle la culpa a Pinto”, y consuélense como el típico mediocre “feliz” con los pleitillos de viejas de patio en su contra, dada la demostrada ineptitud para hacer las cosas mejor que él.
    PD: Honduras, con Pinto, llegó a semifinales en Río 2016. ¿Costa Rica adonde llegó en cualquier torneo sin el ogro ese? Hasta descarado suena vanagloriarse de Brasil 2014. ¿Qué entrenador de renombre se va a rebajar a “dirigir” a Costa Rica que su buena reputación la echó a la basura con viejas de patio, perdón, con “jugadores” que hablan a espaldas de un entrenador que les exije?

  4. Luis Araya dice:

    Eh, no. Nuestra máxima figura deportiva es Claudia Poll. Que la droga del “fúrbol” no les obnubile el juicio a falta de cultura deportiva seria. Ella, sin la plata que le dan a los pateabolas, puso nuestro pabellón nacional en lo más alto del podio del máximo evento deportivo mundial: las olimpiadas. Así como incontables títulos mundiales. Que se sepa, ningún futbolista ha hecho que las notas del himno nacional se entonen en un podio olímpico o mundial, ni tampoco ha hecho que el pabellón nacional ondeé en lo más alto. Eso sólo lo ha hecho Claudia Poll y Nery Brenes cuando fue campeón mundial bajo techo. Navas ha logrado cosas valiosas para el Real Madrid, no para Costa Rica. Fue el Real Madrid el que ganó “la champions” con Keylor Navas, no Costa Rica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *