Enseñanzas y malacrianzas

Ni cuenta nos vamos a dar, y de nuevo empezará a rodar el balón marcando el arranque del Torneo de Clausura 2018. Ojalá  la caída del gran favorito para llevarse la corona durante el certamen recién finalizado deje enseñanzas acerca de las malacrianzas.

Ya el hombre es historia -por el momento- en el campeonato local. No descarto que vuelva a dirigir al Deportivo Saprissa más pronto que tarde, pero ojalá que baje de tono la manera en que se encaró el accionar del Club Sport Herediano por parte de Hernán Medford y de sus patronos .

Conozco muchos seguidores rojiamarillos que ya no comulgaban para nada con el estilo altanero, sin derecho a réplica y si se quiere malcriado de Medford, el gerente deportivo Jafeth Soto, el mismo dirigente Aquil Alí , pero sacando del canasto al mandamás don David Patey, quien siempre anda riéndose con excepción de su comparecencia en el caso del cementazo.

Meses atrás escribimos por acá que Medford es un ganador y no por el fracaso de esta navidad deja de serlo. Sus títulos lo respaldan y por eso le sobra trabajo, y no recuerdo una larga pausa del “pelícano” como entrenador.

Pero ya ese estilo debe quedar atrás. Eso no es de nuestro entorno. ¿Picante? Claro que debe haber, no vamos a pretender que entrenadores, jugadores y dirigentes den misa en sus declaraciones, y por supuesto que tienen todo el derecho de explotar cuando un “horror” arbitral quite puntos. Eso sucede en el campeonato de España, México, Inglaterra, Argentina y supongo que en el de Macedonia.

Respeto si usted no concuerda conmigo pero los términos de “guerra”, “infierno” y tanta exigencia de “castigo” para todo mundo cansaron,  insisto,  hasta a los propios seguidores del “team”, equipo que se vio perjudicado por errores arbitrales, como MUCHOS otros, en mayor o menor medida.

Si hay algo para destacar del torneo que se fue, es que van desapareciendo las broncas entre las barras, o incluso estas mismas ya no tienen la presencia de antes, con la obvia excepción del energúmeno que destrozó una piedra en la cabeza de un aficionado brumoso en las afueras del Fello Meza.

A mi juicio, tanta sed de polémica contagió al camerino florense y había más gana casi que de pelear que de anotar. ¿Cuál era la necesidad de ese codazo de Leonel Moreira en el Ricardo Saprissa?

El Club Sport Herediano acumula más trofeos en sus vitrinas gracias a Medford, quien defiende a muerte a Costa Rica en cualquier lugar del mundo. Prefiero más bien la frase “con todo” que “a muerte”, pero me refiero a que sería injusto demeritar el vasto currículum de Hernán como jugador y entrenador por su incambiable forma de ser, que lo llevó a salir por la puerta de atrás sin siquiera aceptar una repregunta sobre las causas futbolísticas de no poder llevar a los heredianos alcanzar el campeonato número 27.

En múltiples ocasiones, cuando  se le ponía contra la pared, el ex-delantero se defendía gritando que tiene hijas, familia, etc. Pero quizá no tomó en cuenta que sus constantes diatribas y altanerías las veían niños, adolescentes y adultos que, así como los adultos mayores, vibramos cuando le anotó a Suecia hace muchos años en Italia.

No creo que Hernán ni de reojo lea esto. Ya él no está en el Club Sport Herediano. Pero sí quedan muchos en la institución que nunca le pusieron freno y que parece que compartían su estilo incendiario, que los mismos florenses (quizá no todos) fueron poco a poco rechazando, y que quizá contribuyó para que la carroza del bicampeón que usted muy probablemente vio en whatsapp, quedara vacía y abandonada cerca del Rosabal Cordero.

Esteban Aronne Sparisci

Esteban Aronne Sparisci

Periodista y fiel seguidor del Calcio italiano.
Esteban Aronne Sparisci

Latest posts by Esteban Aronne Sparisci (see all)




 

Comentarios (FB)
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *