Juan Carlos Rojas: el Rey de nuestra Vuelta

 Finalizó la Vuelta Ciclística a Costa Rica en su edición 53, una historia de amor entre pedales y la afición tica que ya se volvió costumbre todos los diciembres, no en vano nuestro giro es el único en América con 53 años de rica historia ininterrumpida.

Un recorrido montañoso, dividido en 10 etapas y sin día de descanso. El 18 de diciembre se dió el banderazo de salida en Alajuela, con una larga etapa de 147 kms que llevó el pelotón hasta Cañas. La vuelta a Costa Rica se puede dividir en tres bloques: los primeros tres días de carrera, la aparición de la montaña y el doble paso por el Cerro de la Muerte para terminar en San José. Son 10 largos días de un desgaste físico y mental que pocos, solo los grandes, pueden sobrellevar.

Juan Carlos Rojas, el Rey, es un ciclista curtido por el sol y acostumbrado a planificar nuestra Vuelta, su Vuelta, hasta el más mínimo detalle. Él sabe cómo correr a lo largo de los diez días; sabe minimizar las pérdidas y los días malos; sabe administrar sus fuerzas y las de su equipo; y sobre todo, sabe cual es el día y el momento para golpear a sus rivales y atacarlos sin piedad hasta dejarlos sin respuesta. Por eso aunque pareció, por momentos, que era probable que en esta ocasión a Rojas se le esca para el título de las manos, sin embargo, su espuela y experiencia le permitieron ir leyendo la carrera y dar una exhibición de jerarquía en la última etapa.

Repasemos los momentos claves del Campeón; en la cuarta fracción entre Nicoya y  Alajuela, el Rey despedazó al lote en la subida de Cambronero, enviando un mensaje de autoridad. Un día después en la crono reventó todos los tiempos y se puso como líder. Luego vinieron días de marcaje y de cuidado de los rivales, hasta que llegó el día clave: el regreso de Pérez Zeledón con los 40 kms de implacable y desgastante subida hasta el Cerro a más de 3300 metros de altitud. Ese día el fino escalador zarcereño probó las piernas de sus contendientes y, sintiéndose fuerte, subió como los dioses hasta lo más alto de la mítica montaña. Cuando su rival directo, Román Villalobos, alcanzó la cima, el reloj marcaba diferencias de escándalo -más de 8 minutos- y el título de la Vuelta tenía nombre y apellidos: Juan Carlos Rojas.

Con su triunfo el zarcereño llegó a seis títulos como ganador de Vueltas a Costa Rica -junto a un grupo selecto de corredores en América que han ganado seis vueltas en sus países: Federico Moreira(Uruguay),Rafael Niño(Colombia), Eduardo Alonso(Cuba) y ahora Rojas en Costa Rica. Sumó además su triunfo 22 de etapa y 61 días portando el maillot dorado; números de gigante y que dejan claro que estamos ante el más grande corredor tico en la historia de Vueltas al país.

Juan Carlos Rojas es ya una leyenda viviente de nuestro ciclismo y será él mismo quien decida cuándo escribe el punto final de una historia que se ha encargado de escribir con letras doradas.

Bernal Arce Salas

Bernal Arce Salas

Director del programa Meridiano Deportivo de Radio GIgante y Actual (107.1 FM). Particularmente aficionado al ciclismo y al fútbol.
Bernal Arce Salas



Comentarios (FB)
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *