La pifia de Óscar Ramírez en la convocatoria de La Sele

La presencia de Josué Mitchell en la convocatoria de la Tricolor, para los amistosos de este mes, es una señal de alerta que nos debe preocupar a todos los seguidores de La Sele.

No tengo nada contra el delantero generaleño, pero hasta uno, que no es experto en la materia, nota las grandes carencias técnicas de este espigado delantero. El atacante tuvo un gran desempeño en el torneo en que el Municpal de Pérez Zeledón obtuvo el título, pero eso no puede estar por encima de las limitaciones que presenta este futbolista y cuyo nivel, ni en el mejor momento de su carrera, es para selección nacional.

Óscar Ramírez mencionó que la ausencia de Jonathan MacDonald no se debe a ninguna razón personal, supongo que esto significa que los constantes problemas de carácter y disciplina del talentoso y aguerrido delantero manudo no son la razón por la cual no fue convocado. El seleccionador asegura que es una razón táctica, por la cual McDonald no está en la selección.

Con todo el respeto para nuestro seleccionador, más allá de variantes tácticas de tratar de encontrar perfiles específicos en los diferentes puestos, a falta de 90 días para el mundial, lo más importante de los partidos amistosos que se avecinan es observar a posibles convocados para el Mundial, y me niego a pensar que Josué Michell sea una opción que Ramírez esté considerando.

Jonathan McDonald, Ariel Rodríguez, Yendrick Ruiz -que sí aparece en la más reciente convocatoria-, Jairo Arrieta y sobre todo Mayron George deben ser las opciones para el ataque tricolor.

Y si la falta de ritmo es la razón para no llevar a Ariel Rodríguez o a Jairo Arrieta, entonces ¿qué hace Kevin Briceño en la convocatoria? En su lugar podrían estar Bryan Morales o Alejandro Gómez.

En el caso particular de Mayron George, es donde me parece que la comisión técnica de la Fedefutbol, e incluso el comité ejecutivo, tienen que intervenir, porque Ramírez simplemente parece ignorar a este jugador, que tiene muy buenas cualidades y que merece una oportunidad, al menos en fogueos, para demostrar su nivel y probar si está para la Tricolor.

¿Qué pasa si Marco Ureña se lesiona en los siguientes meses y Joel Campbell sigue con problemas físicos? Pues para eso son estos fogueos, para que las alternativas puedan ir aprendiendo el sistema del Machillo en caso de que tengan que asumir un papel protagónico o simplemente ser opciones de cambio en Rusia.

Por otro lado, es de aplaudir el llamado de Wilmer Azofeifa y de Ian Smith, dos excelentes jugadores que han demostrado condiciones mínimas necesarias para estar entre los mejores futbolistas costarricenses, pues esos son los que deben integrar la Selección Nacional.

Leonardo Pandolfo

Leonardo Pandolfo

Periodista deportivo con más de diez años de experiencia en la radio, televisión y prensa escrita nacional.
Leonardo Pandolfo



 

Comentarios (FB)
Compartir

1 respuesta

  1. Mario dice:

    No comparto su opinión, Oscar Ramírez de manera inteligente argumenta la decisión que tomo y debe respetarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *