León murió con las botas puestas

Jugar quizá uno de sus mejores partidos del campeonato, no le alcanzó para evitar la eliminación a las rondas semifinales del Clausura.

Alajuelense, jugando un gran partido, empató dos a dos con el campeón nacional, Herediano, una presentación de los manudos repleta de orgullo, ganas, pundonor y buen fútbol, totalmente contraria a su mediocre y gris actuación de la fecha previa, en la que empataron con Carmelita uno a uno, en uno de los partidos más dolidos y frustrantes para los miles de seguidores del club.

Obligados al triunfo para evitar la sentencia definitiva de muerte, los pupilos de Hernán Torres se le fueron encima al monarca, pero de nuevo, la falta de definición, la ansiedad, la presión por el gol, nubló oportunidades propicias en los pies de Ariel Lassiter en dos ocasiones, Freddy Alvarez, Allen Guevara y Alex López.

Otra vez, con una formación repleta de parches en cada una de sus zonas, la Liga reeditó su falta de tino a la hora de definir y su mala fortuna en zona de retaguardia. De verdad que este León está salado y eso explica un par de situaciones propias del partido.

El primer gol del Herediano, autogol de Daniel Villegas que le cambia la trayectoria a un tiro libre de Randall Azofeifa y deja a Patrick Pemberton impotente para intervenir.

Luego el Team anota el segundo gol en su primer remate directo a puerta, un obús que salió de la pierna derecha de Yeltsin Tejeda, dos segundos antes de que lo impidiera la marca de Luis Garrido.

Herediano anotó dos veces con un remate directo a marco. La Liga bombardeó la portería de Daniel Cambronero con ocho remates directos solo en la primera parte, pero el gol erizo cayó desde el punto de penal.

Claro que el equipo de Jafeth Soto le cedió la iniciativa a su rival y lo esperó atrás bien atrincherado, apelando siempre el monarca a los veloces contraataques que impulsan sus aviones humanos Keysher Fuller, Luis Díaz y Jimmy Marín.

Tácticamente, eso ayudó a que se observara un Alajuelense agresivo y ofensivo y un Herediano cauto, prudente, cuidando su parcela, lo que subió al escenario un clásico provincial emocionante, que quizá pudo ser más justo en su resultado final, si Allen Guevara no eleva su remate en la boca de Daniel Cambronero, cinco segundos antes de que Henry Bejarano en soberbio arbitraje pitara el final del cotejo.

Gaetano Pandolfo Rímolo

Gaetano Pandolfo Rímolo

Periodista deportivo. A lo largo de sus 48 años de experiencia se ha ganado el respeto de todos gracias a sus polémicos pero acertados criterios.
Gaetano Pandolfo Rímolo

Latest posts by Gaetano Pandolfo Rímolo (see all)




Comentarios (FB)
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *