Los clásicos son la carta de presentación de Vladimir Quesada

Aquí mismo lo hemos criticado, y en lo personal sigo pensando que no es un técnico que esté a la altura del Deportivo Saprissa, pero también hay que reconocer los aciertos de Vladimir Quesada como estratega morado.

La gran virtud de Vladimir es que sus mejores momentos los ha tenido en los partidos que captan más atención del público, tanto de su afición como la del resto del país.

Los clásicos, podríamos decir, son la especialidad de Vladimir en su joven carrera como entrenador, y ese no es un logro menor.

El primero lo resolvió con una contundente victoria en “casa”, dominando a su rival de principio a fin, lo que significó su primera gran conquista en un banquillo nada fácil de ocupar.

Su segundo clásico tenía toda la pinta de ser una pesadilla para él y sus dirigidos, pues los morados estaban llenos de bajas, al menos seis titulares habituales no estuvieron disponibles, entre ellos su capitán, su portero y sus mejores volantes ofensivos.

En ese partido varios futbolistas, que ni siquiera venían siendo titulares, tuvieron que saltar a la alineación estelar y ocupar puestos que no eran sus naturales.

Pese a eso, los saprisistas, en la casa del enemigo, que estaba listo para darse un banquete a costas de su archirrival, salieron muy bien librados en un juego casi perfecto, de no ser por una torpe acción del portero Aaron Cruz, que le permitió a un equipo desconcertado empatar el partido en el último minuto desde el punto de penal.

El empate a tres de ese entonces dejaba a los de Tibás fortalecidos y envalentonados para el cierre del torneo.

Ahora, en su primer partido de la cuadrangular, Saprissa volvía a visitar a Alajuelense y nuevamente el panorama no lucía muy promisorio para los capitalinos.

Sin embargo, nuevamente Quesada logra que su equipo imponga su ritmo en la primera parte, solo que en esta ocasión no encontró el marco rival.

En el complemento los manudos consiguieron vivir lo que tenían ya 135 minutos de estar esperando, dominar y ajusticiar a Saprissa en “La Catedral”.

Dos goles cuando la segunda mitad apenas tomaba forma, y luego un tercer dardo venenoso del verdugo morado en la última década, encendieron la fiesta del León.

Saprissa no se tambaleaba, Saprissa estaba tendido y con casi nulas oportunidades de, no digamos revivir, sino de salir todavía más golpeado y herido.

El técnico morado decide enviar a un contención de nivel regular y poca participación a la cancha, y sacar un jugador de perfil más ofensivo. Todos pensamos: quiere detener la hemorragia, no quiere llevarse cuatro o cinco en el saco.

Y tal vez ese era uno de los propósitos, pero no el único. El ingreso de Martínez permitió, junto con la complicidad del técnico manudo, al quitar a un volante de contención, que dos de los jugadores más talentosos y con mejores herramientas para crear jugadas de peligro, jugaran más pensando en el marco rival que en defender una retaguardia en llamas. A eso se dedicaron Barrantes y Torres y el equipo empezó a tener el control de la pelota y del juego.

Cayó el primer gol de Saprissa y a partir de ahí se activó el chip de la casta que Saprissa suele mostrar en los partidos más demandantes.

Ya con la casa ordenada de la cintura para abajo, y teniendo poca exigencia del rival, Quesada mandó a refrescar el ataque con Rodríguez y Ramírez, una dupla que suele entrar bien de cambio.

Los recién ingresados fueron los protagonistas de la segunda anotación, que fue la confirmación de que Saprissa no estaba muerto, aunque con costos respiraba diez minutos antes.

En cierre Saprissa casi gana, misma sensación que tuvo en su anterior visita al Morera Soto, pero esta vez más dulce, pues como el propio goleador manudo reconoció después del juego, la incapacidad de sostener un 3-0 a falta de 26 minutos de partido, fue una derrota para los rojinegros.

Con Quesada en el banquillo Saprissa le ha plantado tres bofetadas grandes a la Liga, algo que no es menor detalle a favor de un técnico cuestionado.

*Foto: Deportivo Saprissa

Leonardo Pandolfo

Leonardo Pandolfo

Periodista deportivo con más de diez años de experiencia en la radio, televisión y prensa escrita nacional.
Leonardo Pandolfo



Comentarios (FB)
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *