Martes de rebelión y linaje en la Champions

Hoy Roma fue defendida por once guerreros, que nos recordaron porqué, en ese mismo lugar hace siglos, se construyó el imperio más grande de la historia. A base de fuerza, intimidación, hambre y honor, la Roma borró del mapa a un grupo de estrellas que se hicieron pequeñitas, como la estatura de su líder.

Los culés fueron presa fácil de una Loba hambrienta y que, en el momento más preciso, desató toda su fortaleza para sacar una tarea imposible.

Hace unos días dábamos la serie por liquidada, no creíamos posible que Messi y compañeros fueran a sucumbir por tres goles de diferencia ante un equipo que no tiene un gran plantel y que ni siquiera está cerca de pelear el Scudetto en Italia, pues se encuentra 21 puntos atrás del líder.

Pero bendito sea el futbol y sus resultados improbables.

El gol tempranero de Dzeko fue la vitamina para que la Roma creciera hasta llegar a dimensiones inimaginables. En el complemento la clave era no caer mentalmente, porque en el futbol estaban superando a su rival.

El desenlace fue de locura y los romanos están entre los cuatro mejores de Europa, esperando rival para la semifinal.

En el otro compromiso del día el City no fue capaz de emular a la Roma, pese a que se puso adelante en el marcador muy temprano.

El City es de esos equipos que en los torneos importantes se caen, pese a tener un gran plantel y un gran entrenador.

El Liverpool, por otra parte, tiene ese linaje de equipo copero, del club con historia ganadora en Champions, capaz de ganar la final más cuesta arriba que ha existido en las últimas décadas.

Es extraño, casi imposible de explicárselo a alguien que no sepa de futbol, pero la historia particular de cada club, entra al partido como un jugador más. Solo así se puede entender este tipo de victorias.

También podríamos adjudicarle buena parte del triunfo al técnico alemán Jürgen Klopp, quien, como mencionábamos la semana anterior, le tiene la medida puesta a Guardiola, a quien le ganó los dos partidos de esta serie que daba como claro favorito al City.

Roma y Liverpool siguen vivos en la lucha por el título de la Champions, pese a que no eran los favoritos para sobrevivir la etapa de cuartos de final.

Para quienes somos seguidores de la Juve, no nos quedan muchas esperanzas para este miércoles, pues ya los cupos para sorpresas parecen estar ocupados.

Leonardo Pandolfo

Leonardo Pandolfo

Periodista deportivo con más de diez años de experiencia en la radio, televisión y prensa escrita nacional.
Leonardo Pandolfo



 

Comentarios (FB)
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *