Mujeres futbolistas rompen récord mundial jugando el partido a mayor altura

Artículo escrito por Aimee Lewis publicado en CNN Sports

Vinieron, vieron, y vencieron — ¡Y rompieron un récord mundial!

Escalando la montaña más alta de África, y remolcando postes de portería y redes, un grupo de mujeres sin miedo lograron lo que muchos pensaban imposible:  jugar un partido de fútbol de 90 minutos en el Monte Kilimanjaro.

El escuadrón de 30 futbolistas representando 20 nacionalidades, incluyendo entre ellas a la internacional y ya retirada Lori Lindsey, y a la ex-mediocampista de Inglaterra Rachel Unitt, completó un encuentro de 11 contra 11 a unos 5785 metros sobre el nivel del mar, algo nunca intentado a esa altitud.

Camino al Killimanjaro

Usando flúor para marcar la cancha y varas de caminata como marcadores de esquina, las mujeres – cuyas edades van de 18 a 66 años de edad – jugaron en condiciones de castigo sobre un terreno de ceniza volcánica.

El juego -entre el Volcán FC y el Glaciar FC- terminó sin goles, pero el resultado fue insustancial pues el único propósito del reto fue enfatizar la desigualdad que las mujeres sufren en el deporte.

La defensora norteamericana Erin Blankenship, cofundadora de la organizadora del evento, llamada Equal Playing Field, dijo: “Usted no puede contradecir el hecho de que tiene un grupo de atletas que están jugando a casi 19,000 pies de altura. No importa de qué género sean.”

Acampando para pasar la noche en el Killimanjaro

LA NECESIDAD OXIGENO

La campeona olímpica Lindsey, que jugó para USA en la Copa Mundial del 2011 y en los Olímpicos de Londres en el 2012, fue una de las estrellas que participó. Y fue aguda al señalar los problemas que afrontan las mujeres y las niñas cuando compiten en deportes.

“Soy muy afortunada de haber tenido pioneras que estuvieron antes de mí, pero nuestra responsabilidad es continuar abriendo camino para las generaciones venideras.” le dijo a CNN Sports antes de embarcarse en el viaje.

Jugar con aire tan poco denso, que causa reducción en el desempeño físico, no es nada fácil.

En mayo del 2007, la FIFA introdujo una prohibición temporal, que fue revocada un año después, sobre encuentros internacionales que se hicieran a altitudes mayores a los 8,200 pies, citando su preocupación respecto de la salud de los jugadores, y la ventaja “injusta” que tendrían los equipos locales que ya se han aclimatado.

Anteriormente ese mismo año, el Club Flamingo de Brasil había dicho que boicotearía los juegos a gran altitud, después de que un encuentro a 12,467 pies -contra el Real Potosi de Bolivia- dejó a algunos de sus jugadores con insuficiencia de oxígeno.

“Nosotras hicimos un pacto antes del partido, referente a que que todo lo que importaba era que el partido pudiera finalizar.” dijo la entrenadora del Glaciar FC Dawn Scott.

“El pacto fue que ambos equipos tuviéramos las mismas oportunidades de efectuar la misma cantidad de reemplazos, pues usted podía ver a las jugadoras cayendo y requiriendo oxígeno cerca del final del encuentro.”

La banca le hace porra a su equipo

LA LUCHA POR LA IGUALDAD DE LAS MUJERES EN EL DEPORTE

A través de las historia las deportistas han tenido que escalar metafóricos Kilimanjaros, y la organizacíón Equal Playing Field indica que la lucha continúa, por lo cual soñaban con esta misión de récord mundial.

Este año, por ejemplo, el debate acerca de la igualdad en deportes ha creado noticias de primera plana.

Al comienzo de este mes se reveló que Serena Williams, la tenista más exitosa de la era Open, fue la única mujer en toda la lista de Forbes de los 100 atletas mejor pagados del mundo.

La norteamericana de 35 años ranqueó de 51, con un total de ingresos de $27 millones el año pasado, $37 millones menos que Roger Federer, el tenista masculino más exitoso en la historia, que quedó de cuarto en la lista.

En abril, la selección femenina de fútbol de USA concluyó una larga disputa sobre pagos y condiciones, acordando un nuevo contrato con la federación de fútbol de USA.

En ese mismo mes, las jugadoras de la selección femenina de fútbol de Irlanda amenazaron con ir a la huelga. Su representante Stuart Gilhooly, dijo que ellas eran tratadas como “ciudadanas de quinta categoría” por parte de la federación de fútbol irlandesa.

Mientras tanto las jugadoras norteamericanas de hockey amenazaron con boicotear el campeonato mundial si no se llegaba a un acuerdo de pago, tres días antes del inicio del torneo.

Equal Playing Field ha dicho que esta organización quiere “retar las normas sociales establecidas par las niñas y las mujeres en el deporte” y hacer conciencia acerca de “la desigualdad sistemática y estructurada que afrontan las niñas y mujeres en la mayoría de los aspectos de sus vidas.”

¿Y entonces, cuál será su nuevo reto? Hay rumores de que intentarán un partido de fútbol en la zona terrestre de más baja altitud conocida, cerca del Mar Muerto en Jordania.

El grupo celebra el rompimiento del récord mundial


Comentarios (FB)
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *