Nuevamente Escocia fue un buen negocio para Costa Rica

Una victoria como el uniforme que estrenó La Sele: modesta. Nuevamente Escocia fue un buen negocio para Costa Rica, esta vez para ganar confianza en la recta final hacia Rusia 2018.

La Tricolor jugó un buen primer tiempo en el Reino Unido y aprovechó la primera opción clara de gol para tomar una ventaja que no dejó ir a lo largo de los 90 minutos.

El gol se dio gracias a una muy buena jugada por la banda izquierda, en la que se combinaron dos jugadores que esperan con ansias su primer mundial mayor. Colindres sirvió a Bryan Oviedo, el del Sunderland llegó a línea de fondo, se abrió espacio con una finta y lanzó un pase retrasado al centro del área, donde lapareció nuestro nueve Marco Ureña quien, sin pensarlo y con buena técnica, le puso el borde interno de su pie derecho a la pelota para enviarla al sector contrario del marco y vencer al portero escocés.

Óscar Ramírez decidió salir al campo con un 90% de los jugadores que se perfilan para ser titulares en Rusia, y eso permitió que viéramos un equipo competitivo y bastante equilibrado en sus diferentes líneas.

Da mucha tranquilidad ver a jugadores como Celso Borges, Bryan Oviedo y Óscar Duarte retomar el nivel que los ha llevado a ser legionarios y jugar en ligas élites -aunque en este momento Oviedo esté en la segunda categoría inglesa-.

Los dos laterales de la Tricolor tuvieron un buen desempeño, a Gamboa se le notó un poco más su falta de regularidad, sobre todo en fase defensiva, porque en ataque sigue teniendo la velocidad y picardía para llegar hasta la línea de fondo y enviar buenos centros o pases al área.

Tal vez Guzmán fue el más flojo de los estelares, pero no desentonó, excepto en la jugada en la que se ganó la amonestación. Esperemos que su lesión no sea de consideración.

En el complemento sucedió lo usual en los partidos amistosos. Llegaron los cambios en ambos equipos y el que va perdiendo trata de lograr el empate, pero quien tiene la ventaja no se mata por lograr algo más.

Bryan Ruiz, que sigue siendo punto alto, tuvo una para poner el 0-2, pero su remate dio en el horizontal.

Si en algo nos mandaron a trabajar los escoceses fue en la salida bajo presión. Costa Rica no se vio bien cuando la apretaron arriba, eso lo notamos todos incluyendo los visores de Serbia y Suiza. Además, en el segundo tiempo Yendrick quedó muy solo arriba y no pudo marcar diferencia, pues el equipo ya no subía con la misma cantidad de hombres o con la velocidad que lo hacía en la inicial, otra cosa que queda para trabajarla previo a la cita mundialista.

También fue de destacar la participación de Yeltsin Tejeda, que podría quitarle el puesto a Guzmán si sigue mostrando ese nivel y el martes tendrá una nueva oportunidad, pues no creemos que el jugador de los Timbers juegue ante Túnez.

Para el martes será importante ver a Waston, Calvo, Wallace y por qué no Ian Smith desde el inicio, para analizar el nivel de estos jugadores, que con la excepción de Waston, quien suponemos sería titular ante Serbia, podrían integrar el banquillo de suplentes de La Sele en Rusia 2018.

Leonardo Pandolfo

Leonardo Pandolfo

Periodista deportivo con más de diez años de experiencia en la radio, televisión y prensa escrita nacional.
Leonardo Pandolfo



Comentarios (FB)
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *