¡Paquetes no!

El fútbol crea tantas aristas que sus constantes recovecos “juegan  sucio” al analista más pintado, si no se pellizca. ¿Qué es este deporte? ¿Un negocio? ¿Un arte? ¿Una ciencia?  ¿O es todo lo anterior o nada de eso?

Es así que a los periodistas a veces nos perdemos  ese inhóspito campo donde solo nos quedan como amas la búsqueda de relaciones entre fenómenos y la honestidad y  transparencia con que la retina los percibe.

Por eso no queda más que felicitar a la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL) por la maravillosa idea de programar para la selección nacional un entrenamiento de despedida  frente a Irlanda del Norte, con  miras al mundial de Rusia.

No se correrían mayores riesgos frente a un conjunto irlandés que está en el lugar 27 del escalafón de FIFA a la vez que el “Machillo” Ramírez probaría su esquema táctico y a algunos hombres.

Sí vimos este entrenamiento  de  fin de semana como un negocio, éste fue redondo, porque la afición respondió llenando casi todo el coloso de La Sabana.

Ahora bien, como “arte”, es rescatable el esfuerzo de Camphell, de Gamboa, de Duarte y el mismo portero Moreira. quien desde hace meses debería ser el justo sustituto de Navas.

Lamentablemente para la selección y Liga Deportiva Alajuelense,  Patrick  Pomberton   no ha querido corregir serias deficiencias que arrastra desde su pubertad.

Es un excelente portero debajo de los tres palos, pero no le pidan que juegue el área chica, como en algún momento lo hicieron guardavallas como Alvarado,  Wardy Alfaro, Tyrrel, Mesén, etc., porque comete más errores que aciertos. Esta deficiencia lo limita.

El 3-0 con que la selección cerró acá sus entrenamientos antes de irse a Rusia llenó de ilusiones a los analistas de Teletica y Repretel. ¡Albricias, muchachos!.

Sin embargo, tengo reservas en cuanto al dibujo táctico del “Machillo” y sus boys cuando se trate de enfrentar a  rivales como  Brasil, Suiza y Serbia, cuyo pressing y mecanización de los tres bloques de juego nada tienen que ver con Irlanda del Norte, incluso con Bélgica, con todo y el cartel con que llega a este Mundial.

Los cuatro errores del transporte de la pelota de la defensa hacia el bloque de la media cancha, contra Brasil, Alemania o cualquier otro equipo con fútbol más elaborado que los irlandeses, serían goles cantados. ¡Son imperdonables, a estas alturas, estos horrores de salida!

El bloque de la media cancha trató de hacer conexiones con un teórico número 9 desconocido, a juzgar por las funciones que en el fútbol actual tiene este jugador polifuncional. Colindres no pasó la prueba.

Las veces que este bloque intentó sorprender al rival mandando a Borges a enfrentar los centrales rivales o a  tratar de mover la defensa irlandesa, se fracasó. Celso es para remates fuera del área, no es un “driblador” de defensas.

Guzmán aprovechó más a Campbell por la derecha, con trazos largos, que a  un Colindres que nunca supo a que jugaba.

Este uso elástico de los tres bloques de juego que el fútbol moderno exige, es el que debe resolver ya, contra tiempo, el “Machillo”.

De lo contrario, me temo que todos los que nos  tratan de engatuzar con esta clase de victorias, ya tendrán tiempo suficiente para  inventar buenas excusas, tras el regreso de Rusia.

Que el triunfo 3-0 sobre Irlanda del Norte fue un “paquetazo”, lo fue. ¡Pero no me lo den, déjenselo ustedes, señores de la FEDEFUTBOL,  pues solo fue un buen entrenamiento!

Rafael Angel Ugalde

Rafael Angel Ugalde

Abogado y notario. Fue periodista deportivo del Semanario Universidad.
Rafael Angel Ugalde

Ultimos artículos de Rafael Angel Ugalde (ver todos)




 

Comentarios (FB)
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *