Perdieron todos

¡El daño está hecho!

Perdieron los patrocinadores de la selección costarricense de fútbol al promover sus productos  efímeramente en la vitrina  de Rusia 2018.

Perdieron los clubes. Saprissa, Alajuelense y Herediano, principalmente, porque  deberán olvidarse de colocar jugadores en las principales plazas del mundo.

Perdieron los restantes nueve equipos, que si bien no aportaron jugadores a la selección, recibirán escasos desembolsos  por la fugaz presencia tica en Rusia que no alcanzarán ni para calzarse un par de muelas.

Perdieron todos aquellos jugadores que querían servirse de la selección para brincar a la gran carpa de España,Fancia, Portugal, etc.

Perdieron los aficionados porque la prensa deportiva y los dirigentes siguen sin poner la cara sobre qué pasó en Rusia y  cuál es la cuota de responsabilidad correspondiente.

¿Acaso el ex-entrenador de la selección, Oscar Ramírez, merece estar encerrado en su casa, tras el fracaso en el mundial?. ¡No!. Todos lo señalan a él; pero hay otros responsables.

A él le ofrecieron la selección y estoy seguro que creyó que lo aprendido como jugador en Saprissa y Alajuela bastaría y sobraba para estar en una cita mundialista. Y punto. Cumplió.

Son los dirigentes de clubes y de las diversas ligas relacionadas con nuestro fútbol los que deben una explicación a los costarricenses, a fin de evitar  un nuevo fracaso, que me temo asoma en el horizonte con bombos y platillos.

Si bien el presidente de la Fedefútbol, el Lic. Rodolfo Villalobos,  es la cara visible del trabajo de la selección, hay una comisión técnica que estudia la capacitación y  el curriculum de quien dirigirá  el seleccionado. ¿Me equivoco?.

¿Qué tests hacen a los miembros de la comisión técnica de la selección mayor? ¿En cuantas pasantías recientes estuvieron sus integrantes? ¿Cuáles son los títulos alcanzados o los estudios realizados por ellos el último quinquenio en docencia y experiencia curricular?

¿O es que los miembros de las comisiones técnicas son nombrados por simpatía o creyendo suficiente su aprendizaje como jugadores ?

El subcampeonato mundial alcanzado por los “corbatas” en Rusia echa por suelo el conocimiento futbolístico, sociológico y cultural de quienes argumentaron que una nación con poca población, territorio pequeño y otras falacias intelectuales, no  tiene otra aspiración que la de ser comparsas en un certamen mundialista.

Los croatas vienen saliendo de una  guerra, su población no alcanza los cinco millones de habitantes y es solo cuatro mil kilómetros más grande que nuestro país. ¿Qué hizo distinto el entrenador croata, Zlatko Dalić, para meter en la repesca a su país y luego terminar subcampeón mundial?

Desde octubre de 2017 habló claro a la federación croata y al panel de entrenadores calificadísimos que tiene el ente federativo para selecciones: No hay sugerencias de clubes, jugadores o dirigentes en mi trabajo.

Este ex monaguillo católico no ve contradicción entre la fe que profesa y la disciplina férrea que impone a sus dirigidos, en todos los campos. Cuando hay fe y conocimiento de lo que hacemos no hay porque fracasar, suele decir.

A pesar de su juventud, este croata no es un advenedizo, pues es del criterio que en fútbol, como en cualquier otra profesión, hay que actualizarse, estudiarlo y -como en una batalla- sus dirigidos deben dejar hasta la última gota de sudor.

Tampoco me vengan a decir que Croacia es mejor que nosotros porque está en Europa. Sean serios, por favor. Dirigentes, televisoras, patrocinadores y jugadores deben una excusa a los aficionados, que  confiaron en todo lo que ustedes afirmaban era bueno de este seleccionado, y que resultó un fracaso.

El fracaso es la suma de muchos errores en línea que por soberbia, miedo o ignorancia no reconocemos. Pero siempre nos saltan a la cara, aunque los tapemos por meses.

Por eso perdieron todos.

Rafael Angel Ugalde

Rafael Angel Ugalde

Abogado y notario. Fue periodista deportivo del Semanario Universidad.
Rafael Angel Ugalde

Ultimos artículos de Rafael Angel Ugalde (ver todos)




Comentarios (FB)
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *