Poco suspenso para definir los semifinalistas de la Champions

Cuando se dieron a conocer los emparejamientos de los cuartos de final de la Champions League, se vislumbraban dos series bastante interesantes y otras dos que no lucían muy parejas que digamos.

Luego de los partidos de ida de esta etapa, podemos decir que solamente una serie ofrece verdadero suspenso para sus últimos 90 minutos.

Como era de esperarse, el Barcelona venció sin mayor oposición a la Roma en casa de los catalanes y para la vuelta no deberían de sufrir en casa romana.

El Bayern Múnich y el Real Madrid reafirmaron su condición de favoritos y como visitantes consiguieron los primeros 3 puntos de la serie, uno con mayor comodidad que el otro, pero la vuelta en sus casas no debería significar un reto complicado, sobre todo para los merengues, que podrían descansar a la mayoría del plantel con los tres goles de ventaja que cosecharon en Turín.

La única serie que promete al menos un desenlace emocionante es la que protagonizan los clubes ingleses.

El Liverpool dio un golpe contundente en Anfield, al golear 3-0 al City, sin embargo, el equipo de Guardiola es de los clubes más contundentes del Viejo Continente.

Una remontada de los de Manchester luce muy complicada, pero su capacidad ofensiva hace pensar que al menos harán del partido de vuelta un duelo que valga la pena ver.

Lo que confirma el resultado inicial de esta serie, es la habilidad del técnico alemán Jürgen Klopp para plantear los juegos ante los clubes que dirige Josep Guardiola. Desde sus enfrentamientos en la Bundesliga, el alemán le ha hecho la vida imposible a Pep y está muy cerca de propinarle un golpe de gracia en el escenario más importante a nivel de clubes.

 



Comentarios (FB)
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *