Viejos buenos y jóvenes malos

Al primero que se lo escuché fue a Claudio Jara, cuando seguía metiendo goles en el campeonato nacional con 35 o más primaveras.

Y fue un dicho o frase que me encantó: “no hay jugadores jóvenes y viejos; lo que hay son jugadores buenos y malos”. El concepto se repite con frecuencia.

Ahora que vimos a la Selección Nacional en sus dos partidos de fogueo en Asia, cuando Rónald González dio oportunidad de jugar en la cintura del equipo a caras nuevas como Allan Cruz, Wilmer Azofeifa, Randal Leal, Jimmy Marín y otras no tan frescas como Elías Aguilar y Rodney Wallace, futbolistas todos muy jóvenes, repasamos las acciones de los partidos, incluso podemos meter en el paquete los de Rusia 18 y no observamos en la nómina del “Carasucia”, por citar un solo ejemplo, un futbolista con los rasgos técnicos del veterano, Michael Barrantes, mundialista de Brasil 14.

La Selección de Oscar Ramírez y la de Rónald González, no cuenta con un volante central, mixto o de apoyo, bautícelo como mejor le parezca, con las características del mediocampista morado.

El filtro largo, ese servicio de 40 metros que le llega con ventaja a los atacantes, que sobrepasa la marca de la defensa rival, ese pase extenso, bien servido y orientado, es un movimiento táctico que muy pocos futbolistas nacionales tienen en sus piernas. Es muy exclusivo de Barrantes, un futbolista estúpidamente calificado como “viejo” por nuestros entendidos, que igual señalan a Jonathán McDónald, a Pablo Salazar, a Paolo Jiménez, un maestro del pase, ignorado injustamente en todos los procesos de selección y muchos más, como futbolistas “rocos”.

El fútbol costarricense, tan de baja calidad, no puede darse el lujo de archivar el talento de varios futbolistas por razones de edad.

Ellos merecen la oportunidad de ser llamados a la Selección Nacional e ir juego por juego, hasta que revienten físicamente, si es que revientan.

Merecen jugar hasta que la cuerda no se rompa y si la cuerda no se rompe y ellos cumplen en la cancha, llegarán hasta donde sus méritos y acciones los conduzcan.

No los archivemos por edad y si van a ser congelados, que sea por falta de condiciones, pero ese combate debe darse en la cancha, en el terreno de juego y no en los escritorios de los periodistas.

Gaetano Pandolfo Rímolo

Gaetano Pandolfo Rímolo

Periodista deportivo. A lo largo de sus 48 años de experiencia se ha ganado el respeto de todos gracias a sus polémicos pero acertados criterios.
Gaetano Pandolfo Rímolo

Ultimos artículos de Gaetano Pandolfo Rímolo (ver todos)




Comentarios (FB)
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *